EL NACIMIENTO DEL ARROZ de la Agenda. Retocado por Ion Molinuevo

Cierto día, el dios Siva de Java creó unas
mujer que excedía a todas en hermosura. La
quiso hacer su esposa y, aunque ella se resistía
al principio, se vio al fin obligada a acceder,
porque todos los dioses le suplicaban que lo
hiciera . Sin embargo, puso una condición.
—Quiero—les digo–que me proporcionéis
un alimento que nunca llegue a cansarme,
que nunca me hastíe y que me mantenga
bella.
El dios Siva hizo entonces todo lo que pudo
para satisfacer a la mujer. No obstante, todo
fue en vano. Por más frutos que le llevaron
no se daba nunca por satisfecha. Con el correr
de los días le veía desmejorar, y esto llegó
a tanto que después de un tiempo murió
de inanición-
El dios Siva la hizo enterrar con grandes
pompas y ordenó celebrar solemnes funerales.
Pero justamente a los cuarenta días de haber
sido sepultada sobre su tumba surgió una
linda y exótica planta que jamás que nadie
jamás había visto: era el arroz. Siva hizo
sembrar su semilla y con la cosecha obtenida
de ella comieron todos los dioses.
—Es un alimento muy grato—dijeron.
Y entonces decidieron revelardo a los hombres,
diciéndole que es un alimento que nuca cansa,
nunca hastía y que conserva la belleza
de quien se lo come.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s