LA Amistad

En sus Confesiones San Agustín habla sobre lo que le
cautivaba de la amistad en estos términos.

” Conversar, reír, servirnos mutuamente con agrado,
leer juntos libros bien escritos, chancearnos unos a
otros y divertirnos en compañía; discutir a veces, pero
sin animadversión, como cuando uno disiente de sí
mismo, y con tales disensiones muy raras, condimen-
tar las muchas conformidades, enseñarnos mutua-
mente algunas cosas, suspirar por los ausentes con
pena y recibir con alegría a los que llegaban. Con
estos signos y otros semejantes, que proceden del
corazón de los amantes y los amados, y se manifies-
tan con la boca, la lengua, los ojos y mil otros movi-
mientos gratísimos, se derretían, como son otros
tantos incentivos, nuestras almas y de muchas se
hacía una sola”

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s