LA MEDALLA de Anthony de Mello

El hombre se encuentra solo, perdido y lleno de
temores en medio de este vasto universo.

La buena religión le hace audaz. La mala religión
aumenta sus temores.

Había una madre que no conseguía que su hijo
pequeño dejara de jugar y regresara a casa antes
del anochecer. De modo que, para asustarle
le dijo que el camino que llevaba a su casa era
frecuentado por unos espíritus que salían tan
pronto como se ponía sol. Desde aquel momento
ya no tuvo problemas para hacer que el niño
regresara a casa temprano.

Pero, cuando creció, el muchacho tenía tanto
miedo a la oscuridad y a los espíritus que no
había modo de sacarle de casa por la noche.
Entonces su madre le dio una medalla y le
convenció de que, mientras la llevara consigo,
los espíritus no podrían hacerle ningún mal en
absoluto.

Ahora el muchacho ya no tiene miedo alguno
a adentrarse en la oscuridad fuertemente asido
a su medalla.

La mala religión refuerza su fe en la medalla.

La buena RELIGIÓN le hace VER que no existen
tales malos espíritus.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s