El canto del pájaro por Anthony de Mell o

” LA TIENDA DE LA VERDAD ”

No podía dar crédito a mis ojos cuando
vi el nombre de la tienda:
La tienda de
la verdad. Así que allí vendían verdad.

La correctísima dependienta me preguntó
qué clase de verdad deseaba comprar:
verdad parcial o verdad plena. Respondí
que por supuesto, verdad plena. No quería
fraudes, ni apologías, ni racionalizaciones.
Lo que deseaba era mi verdad desnuda,
clara y absoluta.La dependienta me con-
dujo a otra sección del establecimiento en
la que se vendía la verdad.

El vendedor que trabajaba en aquella
sección me miró compasivamente y me
señaló la etiqueta en la que figuraba el
precio. <<El precio es muy elevado, señor,
me dijo:<<¿Cúal es?>>, le pregunté yo,
me dijo, << el precio consiste en no tener
ya descanso en el resto de su vida>>.
Salí de la tienda entristecido. Había pendado
que prodía adquirir la verdad plena a bajo
precio. Aún no estoy listo para la Verdad.
De vez en cuando ansio la paz y el descanso.
Todavía necesito engañarme un poco a
mí mismo con mis justificaciones y mis
racionalizaciones. Sigo buscando aún el
refugio de mis creencias incontestables.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s