Anthony de mello s.j.

A una vieja dama de mentalidad muy
religiosa, a la que no satisfacía
ninguna de las religiones existentes,
se le ocrrió fundar su propia religión.

Un periodista, que deseaba sinceramente
comprender el punto de vista de dicha
anciana, le pteguntó un día: <<¿ De veras
cree usted, como dice la gente, que
nadie irá al cielo. a excepción de
usted misma y de su criada?>>.

La vieja dama reflexionó unos instantes
y respondió: << Bueno…….de la pobre
María no estoy tan segura>>.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s