Consuelo para el Demonio

Una antigua leyenda cristiana:

Cuando el Hijo de Dios fue clavado en
la cruz y entregó su espíritu, descendió
inmediatamente a los infiernos y liberó
a todos los pecadores que allí sufrían
tormentos.

Y el demonio se afligió y lloró, porque
creia que ya no conseguiría
más pecadores para el infierno.

Entonces le dijo Dios: << No llores,
que yo he de enviarte a todas esas
santas personas que se complacen en
la autoconciencia de su bondad y
de su santorroneía y en la codenación
de los pecadores. Y el infierno
volverá a llenarse una vez más,
durante generaciones, hasta que
decida yo regresar de nuevo>>.

Antnony de Mello

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s